Inicio > Libros > El mundo de Sofía

El mundo de Sofía

Al fin de al cabo,algo tuvo que surgir de donde antes no había nada de nada,¿no?

Así empieza uno de los libros para adolescentes sobre filosofía mas famosos,por no decir el más famoso,y en cuya lectura me encuentro ahora mismo enfrascado.
Las preguntas filosóficas que nos plantea el libro en la introducción son las más famosas,que no por ello menos impactantes,preguntas filosóficas de la historia.

De donde venimos,que es la vida,como empezó todo,y demás cuestiones de sobra conocidas son introducidas poco a poco en la vida de una joven de 15 años,que, naturalmente no se había parado a pensar en cuestiones metafísicas ni nada que se le pareciera. Y este es el tema que quiero tratar hoy.

¿Donde quedó nuestra capacidad de asombro? La infinita curiosidad del ser humano es saciada de sobra en este nuevo siglo por las telecomunicaciones,la moda y los programas del corazón. Que el resultado de Fernando Alonso en una carrera sea mucho más consultado que los premios Nobel o el hecho de que nuestro país vaya a recortar aun más los gastos de I+D+i, es uno de esos datos a los cuales, si bien estamos de sobra acostumbrados, cuando me los planteo hacen que me lleve las manos a la cabeza.

Y mientras que el autor del libro protesta acerca de que no nos queda capacidad de asombro, mi queja es que nuestro interés por cosas importantes de cara a un futuro más lejano que el fin de la temporada de Fórmula 1 es hoy por hoy nulo.

A la mayoría de la gente le da igual la contaminación, el hambre en África o el futuro energético de nuestro planeta, sin embargo se interesan por temas como la sede de los juegos olímpicos de 2020, los fichajes mas caros de la liga o el ultimo novio de esta o aquella famosa.

Y el hecho es el mismo que el autor crítica comparando nuestra existencia con un conejo surgido de la nada,en cuya piel nos vamos adentrando mas y mas sin preguntarnos jamás como llegamos ahí o que pasara cuando el conejo muera. Las preguntas filosóficas planteadas por el autor son sin duda interesantes,pero es probable que pasen varios siglos hasta su resolución o que incluso nunca tengan una respuesta válida.

Sin embargo, cuestiones como la crisis económica, el problema energético al que nos enfrentaremos en pocos años,o el calentamiento global, son cosas a las que hay que dar solución ya, porque mañana será demasiado tarde.

Pero a la gente eso le da igual,son conceptos demasiado aburridos,complejos y/o poco interesantes para ellos. Tienen suficiente con el ruido de los motores, la última pasarela de moda, o los gritos de la famosilla de turno en el nuevo programa basura de Telecinco.

Así ha sido siempre,así es hoy,y probablemente así siga siendo cuando ya no haya vuelta atrás.

Un ingeniero más.

Anuncios
Categorías:Libros Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: